Comunicación positiva, desarrollo personal y bienestar emocional

ComunicaciónDesarrollo profesionalHabilidades personales

Cinco consejos para hacer un breve discurso de agradecimiento (nivel principiante)

Por 25 noviembre 2016 3 Comentarios

Cualquier persona puede encontrarse, en un momento dado, en una situación donde debe pronunciar un breve discurso o unas palabras de agradecimiento. Suele ser así en entregas de premios, actos profesionales o celebraciones en el entorno familiar o de trabajo. Si esta situación te resulta un apuro y no sabes cómo empezar a hablar, aquí tienes algunos consejos a tener en cuenta para que puedas salir airoso y realizar un pequeño discurso que ayude a reforzar tu imagen personal y profesional.

En los últimos días he asistido a varias entregas de premios de sectores profesionales técnicos en los que, como es habitual, se reconoce y se pone en valor el trabajo de expertos de una materia concreta. En estos eventos, es común dejar algunos minutos para que los premiados dirijan unas palabras de agradecimiento al público y puedan explicar qué significa para ellos el reconocimiento que se les ha otorgado.

En muchos casos, se trata de profesionales expertos, preparados, creativos, formados y destacados en su campo pero que, no obstante, no suelen tener práctica a la hora de hablar en público ni han desarrollado sus habilidades comunicativas más allá de las necesarias para desarrollar su trabajo técnico y esto, en la mayoría de ocasiones, no suele incluir aspectos relacionados con las destrezas comunicativas relacionadas con hablar en público.

Por eso, os dejo en este post algunas reflexiones a tener en cuenta en aquellas ocasiones en las que hay que hacer frente a algún discurso o intervención corta, ya sea en el ámbito o sector profesional, familiar o en algún círculo social.

  • La preparación es importante: puede que no tengas la seguridad de que vas a tener que hablar en un acto o quizás no sabes si serás elegido como ganador en una entrega de premios, pero la preparación es un paso previo necesario para, si finalmente se da el caso, poder realizar una breve intervención de manera coherente, lógica y ordenada. Por si acaso, vale la pena invertir un tiempo de preparación para organizar las ideas y hacer un pequeño esquema o definir brevemente los puntos que se quieren destacar.
  • Notas de apoyo: si te sientes inseguro o no dispones de tiempo para preparar y ensayar unas palabras, puedes llevar notas o unos pequeños apuntes, pero asegúrate de que éstas estén en un formato correcto y que se puedan mostrar en el acto o espacio en el que vas a estar. Es decir, evita papeles arrugados o mal cortados que dan una imagen poco profesional y desvían la atención.
  • Felicita al resto de finalistas y/o participantes: en el caso de los actos de entrega de premios, felicitar a aquellas otras personas que también han participado es una muestra de buena educación y un reconocimiento al valor del trabajo del resto de profesionales. En los entornos familiares e íntimos, también es recomendable agradecer a las personas su presencia y hacerles un pequeño homenaje dedicándoles unas breves palabras que les hará sentirse incluidos y queridos.
  • Explica algo sobre ti: tanto si el público te conoce como si no, si tienes la palabra aprovéchala para decir algo que sólo tú puedes decir. Habla desde el corazón con sinceridad y comenta alguna anécdota, idea, opinión o reflexión personal que haga que las personas que están escuchando puedan conocer una parte más de ti, bien sea a nivel personal o profesional.
  • Gestiona las emociones: en ocasiones, en este tipo de actos, se dedican palabras a personas importantes, personas que nos han ayudado a conseguir ese reconocimiento, que nos han inspirado o personas a las que recordamos y ya no están entre nosotros. En estos casos, es necesario tener cierto control sobre las reacciones que nos van a generar estas palabras y pensamientos, ya que automáticamente se activaran las emociones y esto se reflejará en el tono y la firmeza de la voz, en los gestos, la mirada e incluso en el estado de ánimo. Hacer un reconocimiento o recordatorio sincero y de corazón es un bonito detalle y deja entrever la parte más humana y personal que hay detrás de un profesional. Aunque si creemos que vamos a emocionarnos mucho, debemos respirar e intentar gestionar los nervios y la emoción para poder continuar hablando y finalizar el discurso con un buen cierre.

Estas son mis recomendaciones de nivel principiantes, es decir, consejos sencillos para gente que no está acostumbrada a hablar en público habitualmente, lo que en karate sería un cinturón blanco, un principiante, una persona que se inicia en un arte.

En próximos posts iré ampliando este tema con conocimientos, consejos e ideas para que puedas convertirte en un cinturón negro del arte de comunicarte, hablar en público y hacer presentaciones de impacto. ¿Te apuntas al reto?

consejos escribir discurso breve

Y tu, ¿Qué opinas? 3 Comentarios

  • Hola Cristina,

    Muy interesante el post.
    Hablar en público, aunque tan solo sea unos minutos es algo a lo que la mayoría no estamos acostumbrados.
    Es una pena que no nos dieran más caña en tantos años de escolarización.
    Tomo nota de tus consejos.

    • Hola Diana,

      Gracias por pasarte por el blog y por dejar tu comentario. Sin duda, las habilidades sociales como hablar en público están un poco infravaloradas en el aula y es importante desarrollarlas tanto a nivel personal como profesional. Me alegro de que te guste el post. Un saludo!

  • Silvia dice:

    Post interesante

Y tu, ¿Qué opinas?