Imágenes

Todo lo que comunicas, (te) influye

Todo aquello que comunicas, influye. Absolutamente todo. Cuando oímos o leemos frases como esta, enseguida pensamos en el impacto que tiene nuestra comunicación en los demás, en nuestros interlocutores y receptores. Pero, ¿cómo nos influye a nosotros mismos aquello que decimos? El esquema clásico de comunicación que todos conocemos sitúa al emisor y al receptor en un mismo plano, siempre como personas diferentes. No obstante, en cualquier intercambio comunicativo, la mayoría de veces, existe un factor de reciprocidad que recae sobre el emisor. Somos emisores …

Todo lo que comunicas, (te) influye Leer más »

Apúntate y recibe la GUÍA de Neurocomunicación

Ir arriba